Vudú

Pocas palabras ejercen un temor tan inmediato como la palabra vudú. Para los blancos, el vudú se asociada a la magia negra y a muñecas agujereadas por alfileres. Es el vudú folklórico que nos ha mostrado el cine.

La palabra vudú en lengua fon de Dahomey significa “lo místico”. Es una forma de entender el mundo y la vida, una conexión entre los antepasados y su vigilancia sobre los vivos. Su epicentro se conserva en Benín, y desde aquí se irradió adherida a los grilletes de los esclavos a Brasil, Haití o Cuba.

El universo vudú está lleno de materiales mágicos, de talismanes, de fetiches regados con sangre de pollo o cabrito, de adoradores de serpientes, de árboles encantados, de embrujamientos, de curanderos, de exorcismos, de supersticiones y de miedos. Da igual si eres cristiano o musulmán, la vida en este lugar del mundo está impregnada de Vudú.