Años 50

UBEDA, LA CIUDAD RELIQUIA

Por esos maravillosos azares del destino, ha venido a mis manos un…